Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Francia en bicicleta

Las grandes ciudades francesas favorecen el uso de la bicicleta desde hace diez años. Pistas ciclistas, bicicletas de alquiler y otras muchas iniciativas se han puesto en marcha para acelerar este medio de transporte barato e inocuo para el medio ambiente. París propone desde el mes de julio bicicletas de alquiler para jalonar la capital al viento.

En la mayoría de las grandes ciudades de Asia y de Europa muchos habitantes circulan en bicicleta. En Pekín, Osaka, Bombay, Bruselas o Estocolmo, miles de ciudadanos montan cada mañana su bici para ir a trabajar o llevar a sus hijos al colegio. Por su parte, Francia ha dado más espacio a la bicicleta en los grandes centros urbanos.

Al igual que varias ciudades europeas vecinas que se ha adaptado a la bicicleta sin que ésta fuera previamente una tradición -Berlín, Viena, Barcelona- , las ciudades francesas innovan para facilitar la vida de los ciclistas. Desde hace tiempo, algunas de ellas han visto la ventaja que representa este medio de transporte. En La Rochelle la administración alquila bicicletas gratuitamente desde 1976. En la ciudad de Rennes, turistas y habitantes también pueden pedalear de forma gratuita desde 1998 en una de las 200 bicicletas a la carta disponibles 24 horas al día, todos los días de la semana.

La ciudad de Estrasburgo ha desarrollado la mayor pista ciclista de Francia, de 400 km de longitud, y ofrece un servicio de alquiler de bicicletas urbanas, algunas de ellas dedicadas especialmente a los turistas: son bicicletas parlanchinas, que ofrecen en varios idiomas la descripción de la ciudad y de sus principales monumentos.

Otros lugares han creado parques de estacionamiento de bicicletas cerca de las estaciones de tren y de autobús, y ofrecen alquileres por horas, por día o anuales. Otras inventan, como Grenoble o Lyon, servicios de “bici-taxi” de tres ruedas. En Burdeos, el número de ciclistas se ha triplicado en diez años, y otros puntos del mapa galo como Lyon (15.000 bicicletas en alquiler diarias), Grenoble, Chambéry, Annecy, Mulhouse, Marsella o Aix-en-Provence intentan imponer la bicicleta como un medio de transporte posible. También París, pese a la densidad de circulación.

París se lanza al alquiler de bicicletas este verano

De aquí a finales de año, más de 20.000 bicicletas de alquiler jalonarán la capital, un mercado lucrativo para las empresas de alquiler y también un verdadero éxito para algunas ciudades como Lyon y Burdeos, que alcanzan el 30% de desplazamientos en bicicleta en el centro de la ciudad. A partir de ahora las ciudades están obligadas a ceder parte de su espacio a las bicicletas.

El Gobierno nombra un “Señor bicicleta” desde la primavera de 2006 en cada departamento. El objetivo es reducir la contaminación urbana, el recurso al coche y su correspondiente coste para la seguridad social. El Ejecutivo persigue que en 2010 el 10% de desplazamientos en la ciudad sean en bicicleta, un objetivo optimista. En algunas ciudades los dispositivos para ciclistas no se aplican, pese a ser obligatorio por ley. Además, hay una gran diferencia entre el centro y las afueras. Sólo el 3% de franceses se desplazan en bicicleta, frente al 27% en Holanda y el 10% en Alemania y en Bélgica.

(Fuente : Actualidades en Francia / Virginie Langerock - 08.07)


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014