Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

La «literatura-mundo» de la lengua francesa

A semejanza de lo que ocurrió con las letras inglesas a lo largo de las últimas décadas con la irrupción en el campo literario de escritores procedentes del antiguo imperio británico, el paisaje de la literatura francesa se está recomponiéndo actualmente con la masiva entrada en escena de autores de orígenes nacionales y culturales muy diversos. Así, por ejemplo, Jonathan Littell (de origen americano), Assia Djebar (argelina), Nancy Huston (canadiense), Alain Mabanckou (canadiense de origen congolés), Lénora Miano (camerunense), Andrei Makine (ruso), Dai Sitje (china), Ananda Devi (de Isla Mauricio), Amin Maalouf (libanés), Gary Victor (haitiano), Abdourahman A. Waberi (yibutiano), Raharimanana (de Isla Mauricio), por citar a los más conocidos. Sus obras, que se apoyan a la vez en una práctica innovadora de la lengua francesa («malinkisación» del francés, decía el escritor marfileño Ahmadou Kourouma) y en un imaginario ruidoso, colorido, mestizo, donde las turbulencias del mundo en devenir conviven con los fantasmas de un pasado no menos turbulento, están transformando radicalmente el canon francés y dando nuevos bríos a las letras francesas, un tanto extenuadas tras su recorrido a través de los siglos.

Ciertamente, en el pasado la literatura francesa se enriqueció a menudo con la aportación de escritores francófonos llegados de otras latitudes. No en balde acogió en su seno a Julien Green, Samuel Beckett, Léopold Sedar Senghor, E. M. Cioran o Eugène Ionesco. Pero el fenómeno se ha amplificado en el transcurso de los últimos años. 2006 ha marcado un hito decisivo, con cinco de siete premios literarios ganados por escritores francófonos, lo que ha llevado a los observadores a hablar del nacimiento de una «literatura-mundo en francés», retomando el título de un manifiesto publicado en Le Monde el 16 de marzo de 2007 y firmado por una cincuentena de escritores y editores.

«Literatura-mundo -escriben- porque, como es evidente, múltiples y diversas son actualmente las literaturas en lengua francesa de todo el mundo, formando un vasto conjunto cuyas ramificaciones enlazan varios continentes [...]. Asistimos a la formación de una constelación, donde la lengua, liberada de su pacto exclusivo con la nación (francesa), libre en adelante de todo poder que no sea el de la poesía y la imaginación, no tendrá más fronteras que las del espíritu» (Tirthankar Chanda).

Fuente : France 2008, La Documentation Française


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014