Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Ocho siglos de arquitectura única en el mundo sobre la colina Chaillot

Un viaje a través de ocho siglos de arquitectura, desde iglesias romanas del siglo XII hasta torres futuristas del siglo XXI cada vez más elevadas, es el fascinante “paseo” que ofrece a los visitantes el Museo de monumentos franceses, que ha abierto de nuevo sus puertas en la colina Chaillot, tras cinco años de renovación y trece de agitada gestación. La Ciudad de la Arquitectura y del patrimonio finaliza así un conjunto de 23.000 metros cuadrados único en el mundo, a la vez museo, centro de investigación y de formación, que fue inaugurado por el Presidente de la República en presencia de la flor y nata de la arquitectura mundial, reunida en París.

Illust: Ciudad de la Arquite, 24.4 ko, 400x266
Ciudad de la Arquitectura y del patrimonio © F. de la Mure


El nuevo centro ha abierto con el objetivo de concienciar al gran público sobre la arquitectura del presente y del pasado, así como de promover una mejor comprensión de los problemas de la ciudad, del medio ambiente, del paisaje, del entorno y de la calidad de vida, que preocupan a los franceses. La ceremonia de inauguración fue para el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, la ocasión de afirmar, en la Galería de modelados del museo renovado, su voluntad de “fomentar la audacia en la arquitectura”, apuntando de paso que “la cultura no es un accesorio del alma, es el alma misma de la civilización”.


“Hacer que el patrimonio resulte atractivo y despertar la curiosidad mediante el arte contemporáneo”. Así define el presidente de la Ciudad de la Arquitectura, François de Mazières, el objetivo de este majestuoso conjunto que reúne, frente a la Torre Eiffel, tres centros: el museo de monumentos franceses, heredero del museo de Escultura comparada creado en 1882 bajo el impulso de Viollet-le-Duc; el Instituto Francés de Arquitectura (IFA), de arquitectura contemporánea, creado en 1980 para “promover el debate arquitectónico y crítico” y “dar paso a la arquitectura en la cultura de los franceses”; y la Escuela de Chaillot, dedicada a la enseñanza de especialistas en arquitectura y patrimonio. Las tres instituciones se han instalado en el ala este del Palacio de Chaillot, construido por Gabriel Davioud para la Exposición Universal de 1878, renovado y ampliado por Jacques Carlu para la Exposición Universal de 1937 y que ha sido espectacularmente restaurada y rehabilitada por el arquitecto Jean-François Bodin con un coste de 80 millones de euros.


La entrada en la Galería de las modelados del museo, instalada en el bajo del edificio, en las dos grandes galerías Davioud et Carlu, bajo una vidriera de luz natural y que ha recuperado las antiguas vigas de metal, produce un impacto inmediato. En este punto empieza, con el portal romano de la abadía Saint-Pierre de Moissac, el “paseo” a través de ocho siglos de arquitectura francesa, ilustrada por 350 molduras, de color piedra y a tamaño natural, portales, tímpanos, dinteles, estatuas, capiteles de iglesias y catedrales romanas y góticas, así como construcciones civiles, óperas y fuentes. El conjunto está aderezado por 60 maquetas de arquitectura y de estructuras metálicas. Un astucioso dispositivo pedagógico multimedia jalona el recorrido.


De sala en sala, el visitante comprende el valor patrimonial de todas estas copias, ante el deterioro causado en los originales por el desgaste de las piedras debido a las lluvias y a la contaminación, o debido a conflictos armados. El célebre “ángel sonriente” de Reims ha recuperado su cabeza en la fachada de la catedral, destruida en septiembre de 1914, gracias al modelado del museo realizado en 1881, que ha permitido realizar una copia esculpida.

En el primer piso del palacio Chaillot, donde se accede por una escalera nueva, se encuentra la gran novedad de la Ciudad: la Galería de la Arquitectura moderna y contemporánea (1851-2001), creada como la iniciación a la arquitectura y dirigida al gran público, cuyo tema general es “la arquitectura y la ciudad” con tres palabras clave: densidad, urbanismo y movilidad. Maquetas, dibujos numerados que muestran los diferentes estadios de la realización de un proyecto, planos y películas de época, están expuestos o proyectados alrededor de once mesas temáticas que tratan “la ciudad industrial”, “crear y construir”, “lugares de deporte y de ocio”, “fachadas”, “cultura” y “entorno”. La gran estrella de la galería es la reconstrucción en tamaño natural del apartamento clásico de la ciudad radiante de Marsella creada por Le Corbusier, realizada por 17 alumnos de la escuela técnica de la región de Ile-de-France, que ha sido un auténtico éxito.

Otra maravilla, heredada del antiguo museo, es la galería de pintores murales y vidrieras. Una nueva “puesta en escena” y una sutil luz han recuperado el encanto que procura el recorrido de la colección, única en Francia, del siglo XII al siglo XVI. Repartidas en tres niveles, vestidas de misterio en la penumbra, las 90 telas seleccionadas para la nueva ciudad han sido tratadas (habían sido atacadas por un insecto adicto al pegamento) y restauradas.


Un elemento espectacular y gran atracción del público de esta colección ha sido la copia de los frescos bíblicos de la bóveda de Saint-Savin-sur-Gartempe, en la región Centro de Francia, a menudo llamada “la Sixtina romana”, utilizada como techo de la sala de lectura de la biblioteca. La Ciudad posee la biblioteca de arquitectura moderna y contemporánea más rica de Europa, con la apertura de 25.000 documentos de consulta. Su capacidad alcanzará 45.000 libros.

La Escuela de Chaillot, cuyo origen se remonta a 1887, tiene por objetivo la enseñanza, con numerosas actividades pedagógicas y culturales para todos los públicos, más allá de los especialistas. Todavía hoy sigue formando arquitectos del patrimonio, reciben a numerosos alumnos extranjeros y colabora con Siria, Bulgaria, China o India. Ahora es la primera vez que un museo ofrece cursos de arquitectura abiertos a todos los públicos, con un completo programa de exposiciones. La primera exposición de arquitectura de carácter patrimonial, que acaba de abrirse, rinde homenaje de Vauban, “arquitecto del Rey Sol” Luis XIV, considerado el mayor ingeniero militar francés por sus fortificaciones.

En Internet: www.citechaillot.fr

(Fuente : Actualidades en Francia / Claudine Canetti - Abril 2008)


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014