Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

El Salón Internacional del Libro rinde homenaje a México

El Salón Internacional del Libro, que se celebró del 13 al 18 de marzo de 2009 en la Puerta de Versalles de París, presentó en una superficie de 50.000 m2 la mayor y más prolífica oferta literaria de Europa. Este año rindió homenaje a México, que contó con una delegación de autores como representación de la mejor literatura contemporánea, entre los que figuró Carlos Fuentes, premio Cervantes 1987 y fundador de La Revista mexicana de literatura. En su 29 edición, que contó con más de 1.200 editores y 3.000 autores, se reivindicó una referencia cultural marcada por la diversidad y la apertura, ambiciosa, festiva y ecléctica.

salon

El Salón Internacional del Libro de París es el lugar predilecto de todos los enamorados de la literatura, un auténtico laberinto de descubrimientos en los que el público se sumergirá al ritmo de su curiosidad y de su entusiasmo. Esta edición llevó al visitante por meandros literarios y territorios imaginarios de escritores mexicanos, que pudo descubrir o volver a descubrir antes de verles y escucharles. De Alfonso Reves a Carlos Fuentes, pasando por Octavio Paz (Premio Nobel de Literatura 1990), los grandes nombres de la literatura mexicana han tejido lazos muy estrechos con Francia y con sus escritores. «Los editores mexicanos se pusieron en contacto con nosotros muy pronto. Su entusiasmo nos ha despertado la curiosidad por una literatura mexicana apasionante que cuenta con importantes autores», explica Christine de Mazières, delegado general del Sindicato Nacional de Editores (SNE), responsable de la organización del Salón Internacional del Libro.

Entre los invitados de prestigio se encuentraban el célebre Carlos Fuentes, quien tras La muerte de Artemio Cruz, Gringo viejo o la Revista mexicana de Literatura, que fundó con Octavio Paz, se ha erigido en el máximo embajador de la literatura mexicana. Su novela Terra Nostra le propulsó en 1977 al premio Romulo Gallegos, el mayor galardón literario de América Latina. En 1987 ganó el Premio Cervantes, considerado el premio literario más prestigioso de lengua española del mundo.

También en esta ocasión los visitantes del Salón disfrutaron de un excepcional programa. Pudieron admirar una exposición de veinte ilustradores mexicanos que decoran las paredes del Club Juventud, sumergirse en el mundo del cómic y los mangas, dialogar en el bar de las ciencias con investigadores del Año Mundial de la Astronomía y el Año Darwin. Los visitantes también pudieron acercarse a sus autores predilectos en alguna de las 5.000 sesiones de dedicatorias, descubrir el espacio dedicado a los libros de arte, asistir a conferencias y participar en numerosas actividades, como el ciclo de encuentros «Una hora con»...; el «Estudio Lector» para leer y grabar su propia vozo manipular libros electrónicos.

En un pabellón de 1.000 m2 diseñado por Bernardo Gómez-Pimienta, apareció toda la riqueza de la edición mexicana a través de una gran librería que presentó un panorama muy completo de la producción mexicana, tanto en francés como en español. Bernardo Gómez-Pimienta, que cuenta con más de 100 realizaciones en todo el mundo, es director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anahuac de México Norte.

El Salón del Libro de París, creado en 1981 por el Sindicato de Editores, tiene lugar cada año durante el mes de marzo. Esta gran cita anual del mundo de la edición francesa se instaló en sus primeros años en el Grand Palais. Desde 1992, se celebra en el Parque de Exposiciones de Puerta de Versalles, en un espacio de unos 50.000 m2. Cada edición del Salón del Libro de París abre un espacio a un idioma o a un país invitado. La organización del Salón del Libro depende de la sociedad Redd Expositions France (filial de Reed Elsevier), bajo el paraguas del Sindicato de Editores.

Por segundo año consecutivo, los retos y las evoluciones digitales estaban presentes en el Salón del Libro. La plataforma «Lecturas de mañ@na» ha duplicado su superficie y propone una oferta completa. En más de 1.200 m2, los profesionales de la edición y del gran público pudieron descubrir la oferta global de «lectores» en papel electrónico, el saber y la cadena digitales, a través de un ciclo de encuentros, un recorrido compuesto por demostracione y por la oferta de expositores. Una librería electrónica llevaba a escena las nuevas tecnologías al servicio de la librería del futuro. «En 2008 inauguramos un espacio de 500 m2, «Lectura de mañ@na», dedicado al libro. Fue un gran éxito. En 2009, «Lectura de mañ@na» ha crecido y aglutina una librería de mañ@na», explica Christine de Mazières. El Sindicato Nacional de la Edición también organizó el sábado 17 de marzo los encuentros profesionales del libro, que concienció a la profesión sobre la edición digital.

«El Salón del Libro de París es un lugar de diálogo entre culturas. Esperamos que esta fiesta de la literatura abierta al gran público, que reúune escritores, editores y librerías a nivel internacional, sea un gran éxito gracias a la calidad de los encuentros y al número creciente de visitantes», explica con entusiasmo Christine de Mazières. «Entre los países presentes, además de México, nuestro invitado de honor, están presentes Alemania, Italia, España, Argelia, Marruecos, Túnez, Turquía, Líbano, China, Canadá, India, Rusia, Polonia y Rumanía».

Annik Bianchini (Actualidad en Francia - Marzo de 2009)

En Internet

www.salondulivreparis.com: Salón Internacional del Libro de París


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014