Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

El videojuego ‘made in France’, un sector de excelencia (febrero de 2013)

Just Dance, Rayman, Origins o Dishonored son producciones francesas que ya han conquistado a millones de jugadores en todo el mundo. La red de empresas innovadoras ha situado a Francia a la cabeza del mercado del videojuego.

Primicia en la industria cultural en Francia y en el mundo: las empresas francesas realizaron 3.000 millones de euros de cifra de negocios en la producción de videojuegos en 2012. Para entender el alcance de estas cifras, la industria del cine sólo generó 1.300 millones en el mismo año. En el plano internacional, Francia es el segundo país que más videojuegos produce detrás de Estados Unidos.

Un mercado que cada vez atrae a más consumidores

Desde los años noventa, los fans de los videojuegos, los “gamers”, se han extendido por el planeta, con más de 1.000 millones de jugadores en todo el mundo. Para alimentar a estos consumidores exigentes se han creado muchas empresas en Francia, estudios de creación y clústeres de competitividad. En la actualidad están inventariadas 300 empresas en Francia con más de 5.000 empleados. Los videojuegos franceses son muy diversos: algunas empresas editan los tradicionales y otras se concentran en los juegos “desmaterializados”, videojuegos muy en boga desde el año 2000, a los que se puede jugar desde un ordenador, una tableta o un teléfono inteligente, sin consola.

Múltiples talentos

Para crear juegos de calidad, las empresas francesas tienen más de 500 millones de euros de presupuesto anuales, un sector dinámico que favorece la creación de numerosas empresas. El 32% de las empresas francesas tienen menos de dos años. Para Julien Villedin, delegado del sindicato nacional de videojuegos, este crecimiento exponencial se debe a que “Francia es conocida en todo el mundo desde los años ochenta por su creatividad, es un vivero de talentos”.

Aparte de su reputación internacional, Francia se distingue por la calidad de la formación de ingenieros y artistas en el ámbito lúdico-gráfico. Además, el país galo tiene numerosos líderes en el mercado internacional. Por ejemplo, el grupo Activision-Blizzard, filial de Vivendi y Ubisoft, figura entre los cinco principales editores mundiales de videojuegos. Este gigante francés es el autor del célebre juego de guerra ‘Call of Duty’ cuya última entrega “Black Ops” fue número uno de ventas en Francia y Estados Unidos a principios de 2013.

Claves del éxito francés

“El videojuego made in France tiene por vocación existir en el extranjero. El 80% de los videojuegos que se producen en Francia se dirigen a la exportación”, según Julien Villedieu. En este contexto, las empresas francesas son autoras de Just Dance y Rayman Origins, de los que se han vendido varias decenas de millones de copias en unos meses. Por último, Dishonored, de los lioneses Arkane Studios, batió récords cuando salió a la venta en octubre de 2012.

Muy bien recibido por la crítica, este juego se vendió a más de 1,5 millones de ejemplares en dos meses, un éxito que el director de los estudios Arkane, Romuald Capron, atribuye a su carácter único. “Ha sido bien acogido porque es una creación, una novedad dentro de un mercado saturado por las entregas. A los jugadores les gusta la libertad en su experiencia de juego”.

En ‘Dishonored’, el héroe evoluciona en un mundo ficticio inspirado en la Inglaterra del siglo XIX y puede elegir varios recorridos de juego para alcanzar su objetivo: la venganza. Para Romuald Capron, este juego también se aprecia por la calidad de su universo gráfico. “En nuestro estudio principal en Lyon tenemos programadores, grafistas, diseñadores y especialistas de sonido y de efectos especiales. Francia tiene un gran conocimiento en este ámbito”.

Los juegos desmaterializados, un sector en pleno desarrollo

Al igual que este juego cien por cien francés descargable en internet, el futuro del videjuego galo se dirige hacia la actividad desmaterializada. Los fans juegan cada vez más en las redes sociales, a partir de un teléfono o de una tableta. Esta nueva realidad empuja al 93% de las empresas francesas a trabajar en este tipo de juegos. En este contexto de crecimiento y de especialización del mercado, París acogerá en el mes de junio la Webgame Conference. Desde hace tres años, esta conferencia europea reúne cada año a más de 800 profesionales del videojuego desmaterializado, líderes en su sector.

Caroline Jury


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014