Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

La Fiesta de la gastronomía, un acontecimiento unificador (22 de septiembre de 2012)

En su segunda edición, el 22 de septiembre, la Fiesta de la gastronomía crece y se celebra en toda Francia y también en el extranjero. Ya se prefiera bar o restaurante, sándwich o aperitivo, este acontecimiento popular pretende promover los valores de la tradición y la innovación que presenta su tema unificador.

La primera Fiesta de la gastronomía se inauguró el año pasado con la idea de crear un encuentro nacional que permitiera un acercamiento con el gran público, a la manera de la fiesta de la música. Suscitó un entusiasmo inmediato, de ahí que se vuelva a celebrar este año.

«Tiene una dimensión cultural y económica al mismo tiempo. Implica a multitud de sectores: agricultura, pesca, agroalimentario, restauración, oficios relacionados con la gastronomía y la alimentación, menaje…» afirma Sophie Mise, Sophie Mise, comisaria general de este acontecimiento. No es casualidad que la iniciativa de este día, que reúne aficionados y profesionales, la haya apoyado Sylvia Pinel, la ministra de Artesanía, Comercio y Turismo.

El tema de este año: Regiones: creación y tradición (Terroirs: création et tradition), elegido por 45000 internautas, será la ocasión de celebrar las competencias y las capacidades de innovación de la gastronomía francesa. Permitirá rendir homenaje a la pericia, a menudo muy antigua, a la vez que se muestra la vitalidad de este sector que evoluciona, crea y experimenta, que tiene sus tendencias, modas y técnicas innovadoras. Apadrina la Fiesta 2012 el gran chef Michel Guérard, que aúna tradición (tres estrellas desde 1977) y vitalidad, ya que está a punto de poner en marcha una escuela de cocina saludable.

Michel Guérard ha propuesto un concurso de recetas de aficionados, cuya final tendrá lugar en Las Landas, al suroeste de Francia. Dar valor a los productos agrícolas es fundamental para los territorios donde la agricultura y la agroalimentación constituyen el sector económico principal, como en esta región. No obstante, todas las regiones pondrán de relieve sus especialidades a través de degustaciones, muestras de productos, visitas de lugares emblemáticos, menús especiales y cursos de cocina en los restaurantes, y Les Marchés de France ofrecerán degustación de sopas, como el año pasado, pero a mayor escala. Comparado con las 4 500 actividades de 2011, este año se espera un aumento considerable de la cualidad de los actos. Además, se pretende que algunos de estos proyectos de todo tipo se extiendan más de un día.

En París, un autobús-restaurante recorrerá las calles de la capital con varios chefs importantes a bordo. Las ciudades de provincia son el principio de un gran número de actividades. Tours organiza una grande comida campestre en la “Gloriette”; Cassis, un festival de vino; Marsella, la Gourméditerranée con sus restauradores. En Lille, se invita a los participantes a proporcionar a los chefs productos de su elección y, después, todos cocinan juntos y comen allí o en casa. Semana golosa en Rennes, pesca sostenible en Boulogne… En Aviñón, se espera a 800 personas en un gran banquete popular en la plaza del Palacio Papal. El público también puede organizar comidas a domicilio, pícnics en los parques o degustaciones en la calle. La Fiesta llegará a comedores, hospitales y residencias de ancianos. Las exposiciones, las lecturas, los coloquios, las instalaciones artísticas y una página de Facebook para los más interesados completarán el programa.

La agencia Atout France se ha encargado de invitar a periodistas extranjeros, aunque la repercusión internacional ya está en marcha: restauradores franceses y francófilos (Francia sigue siendo el país en el que se forman los cocineros) han preparado espontáneamente actividades como el proyecto Martinique à Montréal. En Nueva York, habrá una semana de la restauración en los parques y está en proceso de creación un espacio efímero, que quizás se convierta en permanente, animado por chefs para hablar sobre gastronomía, el saber vivir francés. Las familias de expatriados participan proponiendo, por ejemplo, cestas de productos. Tanto en el extranjero como en Francia, cada uno participa de la Fiesta a su manera.

La Fiesta de la gastronomía pretende ser un acontecimiento unificador y transversal. Evidentemente, todo comienza con los productos, pero el acento también se pone en las personas y sus técnicas, que incluyen el empleo, la formación, la transmisión, la identidad, el aumento del valor de todos los recursos humanos, desde las personalidades de la gastronomía hasta los oficios más modestos. Finalmente, este día permite reflexionar sobre el sentido de la gastronomía, tras la inclusión de la Comida gastronómica francesa en la lista del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco, como explica Sophie Mise: «Se trata de dar valor al olfato, al tacto, a las sensaciones y de decantarse por los motivos que se tienen para pasar tiempo a la mesa, esos momentos de convivencia son la ocasión de cuidar de nosotros mismos y de los demás, de disfrutar con comidas simples o elaboradas». En el corazón de la fiesta se encuentran, sin duda, los valores de compartir y repartir sin los que la gastronomía no suscitaría tanta pasión.

Sylvie Thomas

Para proponer un proyecto, participar en el concurso de recetas de aficionados u obtener información sobre los actos:

www.fete-gastronomie.fr


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014