Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

El Observatorio de París a la vanguardia del mundo (julio de 2012)

El Observatorio de París es al mismo tiempo uno de los centros de investigación en astronomía y astrofísica más importantes del mundo y uno de los más antiguos. Sus diferentes actividades abarcan todos los campos de exploración y de las ciencias del universo, desde la planetología hasta la cosmología. Implantado en tres localidades francesas (París, Meudon y Nançay), reagrupa a casi un tercio de la comunidad de científicos franceses en este ámbito. A escala internacional, el Observatorio es uno de los centros de investigación más activos y, en la actualidad, está decidido a afianzar sus alianzas.

El Observatorio de París es la cuna institucional de la astronomía en Francia. Creado el 21 de junio de 1667 por la Academia Real de las Ciencias, fundada un año antes por Luis XIV y el ministro Colbert, se ha dedicado por completo a la astronomía desde sus inicios. Se encuentra en un edificio que es una joya arquitectónica, construido a un lado y otro del meridiano de París por el arquitecto Claude Perrault. Sus operaciones, de gran envergadura, han marcado la historia de la ciencia y además, ha sabido desarrollar su campo de actividad, desde la astronomía hasta la astrofísica y las técnicas espaciales.

Por él han pasado generaciones de astrónomos y depende del Ministerio francés de Educación, Enseñanza Superior e Investigación. Según Claude Catala, presidente del Observatorio de París: «Con diferencia, es el mayor centro de investigación en astronomía de Francia; cuenta con 600 empleados permanentes y casi 400 estudiantes». Los ocho laboratorios del Observatorio están situados en los campus de París, Meudon y Nançay. Los trabajos se realizan en el seno de unidades mixtas que permiten la colaboración del Centro Nacional de Investigación Científica (cnrs) francés y de las grandes universidades de la región de París.

Las instalaciones de Meudon, cerca de París, se crearon por iniciativa del astrónomo Jules Janssen en 1875 en un terreno que pertenecía entonces a la realeza, y pasaron a depender del Observatorio de París en 1926. Especializado en astrofísica, actualmente es uno de los punteros en este campo, sobre todo en el ámbito espacial. Desde su construcción, el gran telescopio de Meudon es el tercero más grande del mundo en términos de diámetro. De aquí al 2014, un telescopio gamma de cuatro metros de diámetro verá la luz en Meudon. Los investigadores del laboratorio Universos y Teorías coordinan su construcción junto a la división Instrumental del observatorio, que se ocupa de definir, diseñar y realizar grandes proyectos instrumentales terrestres y espaciales de la astronomía.

En 1953, investigadores de la Escuela Normal Superior de París fundaron la estación de radioastronomía de Nançay (en la región Centro), que enseguida pasó a depender del Observatorio de París. En Francia es donde se está desarrollando la instrumentación de nueva generación en el ámbito de la radioastronomía de baja frecuencia, en particular en el marco de programas europeos e internacionales. La estación europea lofar (acrónimo de Low Frequency Array), instalada en Nançay desde 2010, ha permitido obtener entre una y dos magnitudes más en sensibilidad y resolución angular que los instrumentos existentes.

El Observatorio de París abarca todas las temáticas de la astronomía y la astrofísica: el sistema solar, las estrellas y su entorno, las galaxias, el origen del universo, la metrología del tiempo y del espacio, etcétera. Allí se llevan a cabo muchos programas de observación, sobre todo en colaboración con la nasa (National Aeronautics and Space Administration) y la Agencia Espacial Europea. «Estamos muy implicados en todas las misiones espaciales: Marte y Venus Express, Cassini-Huygens o la sonda Rosetta (una misión muy ambiciosa de la Agencia Espacial Europea), que actualmente está viajando en el espacio para alcanzar el cometa Churyumov-Gerasimenko en 2014», indica Claude Catala.

La misión corot (acrónimo de Convección, Rotación y Tránsitos Planetarios), que surgió a iniciativa del Centro francés de Estudios Espaciales, se ha convertido con el tiempo en una colaboración internacional con la Agencia Espacial Europea, Austria, Bélgica, Alemania, España y Brasil. Su objetivo consiste en detectar exoplanetas y sondear el corazón de las estrellas. «Hemos encontrado supertierras y planetas telúricos similares a la Tierra, pero no son habitables», señala Claude Catala.

«Muchos son los desafíos, tanto en investigación científica como en enseñanza (…) porque se aprecia un gran progreso de la apertura internacional que facilita el máster y el doctorado», indica Claude Catala. La actividad del Observatorio se centra en gran medida en la transmisión de sabiduría y experiencia de los investigadores franceses. El programa docente, muy exigente y reconocido en el mundo entero, incluye estudios muy diversos.

Desde hace tiempo, el Observatorio está estrechando lazos con el mundo de las empresas, en particular mediante la puesta a punto de componentes originales como sensores, mezcladores, antenas… El centro cuenta con más de una veintena de empresas colaboradoras de entre los grandes grupos industriales, empresas medianas y organismos públicos, de tal forma que contribuye a dinamizar el tejido económico. Asimismo, se preocupa por concienciar al público general sobre la evolución de las ideas y las técnicas, mediante la participación en los actos que organiza la comunidad científica: la Noche de los investigadores o la Fiesta de la Ciencia, entre otros.

Annik Bianchini

Páginas web :

www.obspm.fr Observatorio de París-Meudon

www.obs-nancay.fr Observatorio de Nançay


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014