Accès rapide :

Goût de France / Good France: una cena para homenajear la gastronomía en todo el mundo (19 de marzo de 2015)

El jueves 19 de marzo de 2015, se ofreceron 1.500 cenas en los restaurantes y embajadas de 150 países de los 5 continentes, para homenajear la gastronomía francesa invitando al público a compartir una «comida francesa». En todos los restaurantes participantes, este acontecimiento rendió homenaje a una cocina viva, abierta e innovadora, fiel a los valores que transmite: el intercambio, el disfrute, el respeto del buen comer y del planeta.

Goût de / Good France fue organizado por iniciativa de Alain Ducasse y del Ministerio francés de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional.

El ministro Laurent Fabius declaró durante la presentación del proyecto que «el patrimonio de Francia es su cocina, son sus vinos, (…) la comida a la francesa es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2010, pero es un patrimonio que no hay que contemplar, glorificar o saborear únicamente, sino que es un patrimonio que hay que saber hacer fructificar y valorizar».

Para Alain Ducasse, «la cocina francesa es la intérprete de una cocina que ha evolucionado hacia la ligereza, en armonía con su entorno (…). El punto común es la generosidad, el intercambio y el amor por lo bello y lo bueno, será un paréntesis mágico, una oportunidad para homenajear la cocina francesa en todo el mundo».

Inspirado de Auguste Escoffier, que lanzó en 1912 los dîners d’Épicure (comidas de Epicuro) –el mismo menú el mismo día en varias ciudades de todo el mundo y para el mayor número posible de comensales–, Goût de / Good France retoma esta hermosa idea con la voluntad de involucrar a restaurantes de todo el mundo.

Los chefs ofrecieron en sus restaurantes un menú «a la francesa», con un aperitivo de tradición francesa, un entrante frío, un entrante caliente, un plato de pescado o crustáceos, un plato de carne o de ave, un queso francés (o una selección de quesos) un postre de chocolate, vinos y un licor francés, con total libertad para valorizar su propia tradición/cultura culinaria.

Una cocina a la que pueda acceder todo el mundo, desde el bistrot hasta las mesas de los grandes restaurantes, realizada con productos frescos de temporada naturales locales, con menos grasa, azúcar, sal y proteínas.

El precio del menú fue fijado libremente por cada restaurante y se animó a todos los participantes a donar un 5% de los ingresos a una ONG local que trabaje por el respeto de la salud y del medio ambiente.

Un viaje gastronómico

Francia lanza al mundo una auténtica invitación a viajar: reunir a más de 1.500 chefs en los 5 continentes que sabrán aprovechar las bazas de la gastronomía francesa para expresar su talento en 1.500 menús.

Desde el 21 de enero de 2015, la lista de restaurantes participantes estaba disponible en la página goodfrance.com.

En los 5 continentes cada cual puso identificar a los participantes situados en su ciudad / en su país y reservar contactando directamente con el restaurante elegido.

Muchos chefs han publicado su menú en la página web, lo que permitió que cada uno se imaginara la comida que degustó el 19 de marzo.

Un comité internacional de chefs

Se invitó a los restaurantes del mundo entero –desde restaurantes de alta cocina hasta la cocina de bistrot– a presentar su candidatura en la página goodfrance.com, proponiendo un menú que valorice la tradición culinaria francesa.

Un comité internacional de chefs, presidido por Alain Ducasse, ha aprobado la lista de chefs participantes, entre los que se encuentran Paul Bocuse (Francia), Raymond Blanc (Reino Unido), Thomas Keller (Estados Unidos), Kiyomi Mikuni (Japón), Paul Pairet (China), Joël Robuchon (Francia), Nadia Santini (Italia), Guy Savoy (Francia)…

Una ocasión única para saborear y hacer que se saboree Francia en todo el mundo

Este viaje gastronómico ilustra perfectamente dos elementos importantes de la cultura francesa: la valorización de los productos locales y la apertura al mundo.

Una ocasión para compartir con el mayor número posible de personas valores muy apreciados por los franceses y que hay que seguir defendiendo con tesón: el placer de estar juntos, el respeto del planeta y de sus recursos. Y, muy importante, el disfrute.

Más que nunca, la gastronomía es un estandarte de Francia y de su cultura. Para el 60% de los turistas que la visitan, se trata de una auténtica motivación.

Además de los restaurantes participantes, las embajadas francesas también se sumaron a la operación ofreciendo comidas en las residencias de los embajadores. «Supondrá una ilustración perfecta del reconocimiento por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad de la comida gastronómica de los franceses», declaró Laurent Fabius. «También es una forma de aumentar el atractivo del destino Francia», apunta por su parte Alain Ducasse.


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2016