La escolarización de las niñas, un reto fundamental

En el marco de sus compromisos a favor de la igualdad entre los sexos y la promoción de los derechos de las mujeres, Francia otorga especial importancia a la escolarización de las niñas y las muchachas.

La reducción de las diferencias entre los sexos en materia de escolarización en primaria es uno de los grandes logros de la iniciativa «Educación para Todos» desde el 2000 (la proporción de niñas sobre la totalidad de los menores sin escolarizar ha pasado del 58% al 53% de los menores en diez años en los países en desarrollo). Pero en muchos países aún es probable que no se alcance la igualdad entre los sexos en materia de educación primaria y secundaria de aquí a 2015. Sigue habiendo demasiadas niñas (un 32%) que no acaban un ciclo completo de educación, y 39 millones de niñas de 11 a 15 años estaban desescolarizadas en 2012.

Las niñas se enfrentan a obstáculos particulares a lo largo de su escolaridad: costes de escolarización, matrimonios precoces, condiciones de seguridad, especialmente en los transportes, violencias sexuales. De forma más general, las niñas sufren en su educación las desigualdades y discriminaciones de género inherentes a su sociedad. La construcción escolar, la existencia de sanitarios, la contratación y la retribución de profesoras también tienen un impacto en la escolarización de las niñas.

Francia presta especial atención a la reducción de las desigualdades entre las niñas y los niños en todos los niveles de la educación (primaria, secundaria, general o profesional) para que se ofrezcan las mismas oportunidades a las niñas y a los niños, y se consideren a las muchachas como verdaderas actoras del desarrollo.

El mantenimiento de las niñas de 11 a 15 años en el sistema educativo es un factor fundamental de desarrollo y un elemento clave de su emancipación. Diversos estudios demuestran el impacto de la escolarización de las niñas en el acceso a la salud, especialmente materna, la reducción de los matrimonios precoces y forzados, la limitación de la propagación del VIH/Sida y el acceso a la autonomía económica. Las adolescentes que terminan la secundaria tienen cuatro veces menos niños que las jóvenes sin escolarizar.

Movilización de Francia en la lucha contra las violencias de género en medio escolar

Por iniciativa del ministerio francés de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional, se ha creado un grupo de trabajo específico para evidenciar la problemática de las violencias de género en medio escolar, un factor de abandono y fracaso escolar entre las jóvenes. El grupo ha intentado arrojar luz sobre esta problemática mediante el procesamiento y análisis de los datos disponibles sobre las violencias de género y sus consecuencias en África Occidental francófona. Se han compilado recomendaciones para luchar contra la impunidad de los autores de violencias y reforzar las medidas preventivas y de atención a las víctimas en un informe titulado «Violences de genre en milieu scolaire en Afrique subsaharienne francophone: comprendre leurs impacts sur la scolarisation des filles pour mieux les combattre» (Violencias de género en medio escolar en África subsahariana francófona: comprender sus impactos en la escolarización de las niñas para combatirlos mejor).

Los estudios llevados a cabo en África subsahariana subrayan que muchas niñas son víctimas de violencias en el camino a la escuela o dentro de la escuela. Las violencias, muchas veces de carácter sexual, son cometidas por alumnos o profesores a cambio de mejores notas. Además, en los países en desarrollo, más de una tercera parte de las jóvenes de 20 a 24 años afirman que han sido obligadas a casarse antes de los 18 años. Los matrimonios y los embarazos precoces provocan la desescolarización de las niñas a partir de la secundaria.

Por consiguiente, el plan estratégico 2013-2015 de la Asociación Mundial por la Educación (GPE) identifica la garantía de un «entorno educativo seguro y propicio a la adquisición de conocimientos» como un requisito fundamental para el mantenimiento y el éxito de las niñas en la escuela. Francia coordina, junto con la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas (UNGEI), la comunidad de las prácticas de la GPE sobre la educación de las niñas.

Las violencias de género deben tenerse en cuenta en las políticas educativas a varios niveles:

  • Prevención: mediante condiciones de trabajo decentes para el personal docente, la disponibilidad de transportes seguros, la contratación de docentes formados y conscientes de las problemáticas de género, así como la creación de condiciones favorables para la contratación de mujeres docentes.
  • Identificación y atención a las violencias: se debe poder proponer mecanismos de detección de las violencias y una atención médica y psicológica, así como de mediación con las familias. Las asociaciones de padres de alumnos pueden desempeñar un papel importante al respecto.
  • Penalización de los actos de violencia: los autores de violencias y, en particular, los profesores no deben quedar sin castigo. Se deben definir y aplicar sanciones apropiadas.
  • De forma más general, el aumento de la edad mínima legal para contraer matrimonio y la lucha contra los matrimonios precoces es un elemento esencial de la enseñanza universal.

Hoy en día, las escasas capacidades de los actores de la educación en materia de género y educación de las niñas, la insuficiencia de conocimientos y datos sobre las violencias de género en medio escolar y la ausencia de coordinación a los niveles nacional y regional no permiten tener realmente en cuenta la dimensión de las violencias de género en las políticas educativas en África subsahariana.

Francia traduce este compromiso en el terreno prestando apoyo a cuatro programas de escolarización de las niñas y lucha contra las violencias de género implementados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí y Níger (3,3 millones de euros en 2012-2014).

Asimismo organizó con la UNICEF, la UNGEI y la GPE, un taller regional francófono en Uagadugú, del 19 al 21 de noviembre de 2013, que sirvió como instrumento de defensa y promoción, destinado a fortalecer las capacidades de los actores y actoras estatales y no estatales que trabajan sobre las violencias de género en medio escolar, para tener mejor en cuenta las violencias de género en medio escolar dentro de la planificación y la programación sectorial.

Este taller permitió identificar las buenas prácticas experimentadas por los diferentes participantes en la subregión, con el fin de reflexionar de forma más global sobre una estrategia de lucha contra las violencias de género en medio escolar, que contribuyera eficazmente a una educación de calidad de las niñas.

Para más información:

Actualización : mayo de 2014

MAPA DEL SITIO