Migrantes – Naufragio de un barco (13 de abril de 2016)

Según informaciones que concuerdan entre sí, varios cientos de personas habrían perdido la vida, hace unos días, cuando intentaban llegar a Europa por mar.
Francia expresa su profunda tristeza frente a esta nueva tragedia.

Con este drama, según las estimaciones del alto comisariado para los refugiados, son cerca de 2000 personas las que han perdido la vida en el Mediterráneo desde el inicio del año. Esto pone de manifiesto, ahora más que nunca, la urgencia de poner en marcha las decisiones europeas para luchar contra las organizaciones criminales que no dudan en poner a refugiados y a migrantes en embarcaciones sobrecargadas y en mal estado para maximizar sus ganancias. Es indispensable que se impida a estas embarcaciones hacerse a la mar.

Este drama es también un ejemplo de la necesidad de actuar en las causas profundas de los desplazamientos de población, en concertación con los países de origen y de tránsito. Corresponde a la comunidad internacional dar una respuesta fuerte, coordinada y global a un reto que nos concierne a todos. Francia está participando plenamente en ello.

MAPA DEL SITIO