• Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Túnez - Jebel Oust

Ficha de síntesis

Investigaciones arqueológicas en Jebel Oust

El sitio antiguo denominado “Jebel Oust” se sitúa en Hammam el Oust (a 32 kilómetros al sur de Túnez, sobre la carretera de Zaghouan). El nombre antiguo y la naturaleza del sitio (¿ciudad? ¿lugar de culto rodeado de algunos hábitats?) son desconocidos. Podría tratarse del sitio Onellana, mencionado en la Tabla de Peutinger a igual distancia de Oudhna y Thuburbo maius, pero no hay ninguna certeza a este respecto. Señalado por primera vez en 1862, el sitio no fue objeto de excavaciones sino en 1907, después del (re)descubrimiento de la capa freática a 55° por un prospector minero. El estanque circular y la gran piscina rectangular cuyas columnas emergían de tierra fueron excavados apresuradamente por militares. El sitio fue luego olvidado hasta 1955, cuando Mohammed Fendri despejó los tres conjuntos actualmente visibles, las termas, el sector del templo y las cisternas. El sitio fue objeto de algunas publicaciones preliminares, pero en lo esencial permanece todavía inédito. La misión arqueológica de Jebel Oust dirigida por Aïcha Ben Abed y John Scheid tiene por objetivo hacer un relevamiento, estudiar y publicar los monumentos puestos al descubierto en 1962/3.

Situado en la ladera de una colina que mira hacia el este, el sitio abarca dos zonas principales: los edificios construidos alrededor del punto de surgimiento de una fuente caliente, y una red de tres cisternas que bordean el lugar santo al sur. Estas cisternas, que sólo derivaban una mínima parte de su agua potable hacia el sitio antiguo, probablemente estaban destinadas a servir de toma de agua secundaria y de reserva para el acueducto de Cartago que pasa a 2 km al norte del sitio.

El sitio se desarrolló a partir del fenómeno natural de una fuente caliente, surgente en la ladera del Jebel Oust. En torno de esta fuente se construyó un lugar de culto. Durante su primera fase identificable, éste abarcaba solamente un patio con dos exedras rectangulares frente a frente y una sala rectangular, un templo construido sobre la fuente y, fuera del recinto, una cisterna de agua potable. La fuente caliente, que corría a una profundidad de unos 1,80 m, era transportada hacia el valle por una canalización cavada en la roca calcárea. A unos cincuenta metros la canalización alimentaba un estanque rodeado de algunas construcciones con mosaicos. En un segundo momento, fue erigido un templo monumental sobre el pozo de la fuente, se agrandó el patio y fue flanqueado de dos pórticos monumentales. La propia fuente había resultado sin duda insuficiente o se había agotado, y a 6 m de profundidad se cavó un pozo para tener acceso a ella, así como una nueva canalización para conducir el agua caliente hacia las termas. Esta fase data de los últimos años de Adriano y del reinado de Antonino Pío, siendo la primera fase augustea. La divinidad titular del templo sigue siendo desconocida.

La rampa cortada de varios tramos de escalera desembocaba, un centenar de metros más abajo que el templo, sobre una plaza con pórticos, contemporánea de la segunda obra del templo. A este pórtico van adosadas termas alimentadas por la fuente caliente. Debido a ello, no se encuentra allí el clásico caldarium, sino salas abastecidas de agua por una única fuente, caliente. Sólo en la última fase fue dotado el complejo de cisternas de agua fría, abarcando también un frigidarium. Las termas tienen varias fases, que están en proceso de identificación y análisis.

Por último, al pie de este conjunto monumental, una residencia que presenta numerosos suelos con mosaicos da testimonio, en su estado actual, de la última fase del sitio. En esa época el templo era reutilizado como baptisterio para una basílica construida al norte del antiguo lugar de culto. Hay testimonios de la presencia de una segunda iglesia junto a las termas. Por otra parte hay casas superpuestas a las construcciones anteriores.

La misión arqueológica franco-tunecina que trabaja sobre el sitio desde hace cinco años elabora actualmente el plano detallado del sitio, excava los sectores que no han sido excavados y estudia la cronología relativa de sus diferentes partes. La colaboración franco-tunecina instaurada para el estudio y la exploración de este sitio se dio por misión la asociación sistemática y la formación de jóvenes investigadores tunecinos y franceses al trabajo de campo, a la publicación y a la restauración del sitio de Jebel Oust.

 

MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014