• Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Croacia - Velika Gospa

Introducción

El complejo monástico de Velika Gospa

La iglesia de Velika Gospa (Santa Maria Alta) cerca de Bale, en Istrie (Croacia) se encuentra en el centro de un complejo monástico fundado en la segunda mitad del siglo VIII. Cinco campañas de excavaciones (1995-1999) han permitido descubrir una serie de adaptaciones y modificaciones realizadas en un lugar extraordinariamente antiguo (más de un milenio). En el santuario, se ha constatado una sucesión de tres estados de construcción, lo que demuestra la preocupación existente para que este espacio conservase un importante sentido cultural.

El descubrimiento de un rico mobiliario litúrgico y de doce capiteles vegetales o de entrelazos de época carolingia proporciona a este conjunto una notable importancia: son muy pocas las excavaciones de establecimientos de este periodo que descubren tal diversidad de vestigios artísticos.

Presentación

fig01-10

La escasez de fuentes textuales referentes al centro monástico de Velika Gospa contrasta con la importancia de los descubrimientos (vislumbrados con los primeros hallazgos en 1955) que se han realizado con las excavaciones sistemáticas llevadas a cabo desde 1995. Este complejo de construcciones claustrales, situado en el interior de las tierras, no lejos del punto donde culmina una suave colina que ofrece una amplia perspectiva al litoral al sur de Rovinj (Rovigno), se caracteriza por la variedad de sus vestigios de época carolingia (segunda mitad del siglo VIII).

El estudio de algunas fuentes oficiales hace suponer que se trataba del monasterio de Santa María de Cereto/Cireto, dependiente del de San Andrés, situado en la “Isla Roja” frente a Rovinj, y que fue concedido a los monjes de Montecassino hacia mediados del siglo IX. Probablemente, la llegada de los monjes italianos dio lugar a modificaciones arquitecturales o al menos litúrgicas. Esta pista debe ser estudiada en profundidad.

Es muy probable que el monasterio sucediera a un establecimiento antiguo. De hecho, las excavaciones llevadas a cabo al noroeste y al sureste de los muros elevados de la iglesia moderna han sacado a la luz estructuras que se remontan a la época romana. Además, la reutilización de elementos paganos (capiteles, fuste de columnas, altar) responde a razones prácticas evidentes. Asimismo, constituye la prueba de la voluntad de confirmar la cristianización definitiva de este espacio. Sin embargo, el movimiento que determina la implantación del monasterio parece estar relacionado con el cambio en las condiciones religiosas y políticas que afectó a la región. Un elemento importante es la constatación de que el paso de Istria bajo la autoridad carolingia en 788 coincide probablemente con la construcción del lugar. Podemos situar su fundación en torno a esta misma fecha gracias a la presencia de doce grandes capiteles vegetales o de entrelazos. A partir de los mismos, es válido pensar que la comunidad instalada en Velika Gospa obedecía a la regla de San Benito. La iglesia construida entonces, de plano basilical, se compone de una nave central y de dos naves laterales, limitadas por dos filas de seis columnas y cada una acabada en un ábside semicircular en el interior y poligonal en el exterior. La parte oriental contigua al edifico está ocupada por salas que constituyen sin duda el ala de un claustro construido en terrazas a causa del declive del terreno. En los siglos IX y X, se añadió en la parte sureste una capilla (memoria), adornada con frescos.

fig02-8

Hasta finales de la Edad Media, la iglesia, reducida durante la época romana, y provista de un nuevo pavimento, sigue siendo frecuentada por los monjes y posteriormente por canónigos regulares. En esta época, parece que la comunidad agustina abandonó este convento. Sin embargo, los vestigios de su presencia, asociados a la devoción mariana, explican por qué existen numerosas tumbas en el interior y en los bordes del santuario, mientras que los fragmentos de cerámica encontrados permiten considerar que en el siglo XVI todavía se realizaban celebraciones litúrgicas.

En 1789, tras su ruina durante el siglo XVII, la construcción es sometida a una tercera serie de modificaciones, mencionadas en una inscripción situada sobre la nueva entrada. La iglesia “barroca”, construida en la superficie de la nave del segundo estado, integra varios bloques del santuario primitivo en la base de sus muros. Nuevas sepulturas, a menudo sencillas, permiten constatar la significación propiciatoria del lugar, que no fue abandonado hasta 1953.

 

MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014