• Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Israel - Mallaha

Introducción

El período Natufiano (12500-10200 BP según la datación con carbono 14) corresponde a la primera fase de un fenómeno que, en varios miles de años, transformaría a los cazadores-recolectores en los primeros habitantes de las ciudades de Mesopotamia, es decir, la formación de la cultura neolítica. Las sociedades de esa época en el Levante dejaron evidencias de una importante tendencia al sedentarismo. Más adelante, aprendieron a controlar sus recursos alimentarios de origen vegetal y finalmente aprendieron a matar animales.

Mallaha (Eynan), situada al pie de la Alta Galilea, cerca de una de las principales fuentes que alimentan el río Jordán, en las márgenes del antiguo lago Houleh, es uno de los sitios de tipo natufiano más conocidos. En la “aldea” siguen en pie algunas pequeñas casas semienterradas, de forma circular o semicircular, la mayoría de ellas protegidas con piedras y en las que se ven cuñas de postes de madera, fosas, hogares y tumbas. Este estado excepcional de conservación permite llevar a cabo una investigación detallada sobre el estilo de vida natufiano.

Desde que el sitio fue descubierto en 1954, se han llevado a cabo unos diez programas de excavación. Luego de un impasse de veinte años, la investigación arqueológica se reanudó en 1996 con el propósito de estudiar la amplitud del asentamiento, sin obtener resultados concluyentes. Las excavaciones revelaron principalmente componentes de una aldea que perteneció a un período poco conocido de natufiano tardío, correspondiente con los fines de la fase fría y seca del Dryas tardío.

Pudo observarse la existencia de dos estructuras de viviendas. Estaban cavadas en una pendiente suave, a poca profundidad, con un muro de retención de piedra en forma de arco en el lado sur, de treinta centímetros de alto. Revelan una superficie en forma oval con una o dos fijaciones de postes. En la primera casa se halló un hogar, mientras que en el límite de la segunda se halló una pequeña fosa que podría haber cumplido la misma función. Los “pisos” dan la impresión de haber sido resultado de una acumulación de sedimentos y parecen haber sido limpiados. Se encontraron pocos restos grandes pero hay una profusión de detritos pequeños enterrados.

Los artefactos dan indicios de una industria lítica activa en el área circundante. La mayoría del sílex empleado parece provenir de tan sólo 5 kilómetros de distancia. Se halló basalto dentro de un área de 10 km. Las prácticas de caza, pesca y recolección de alimentos serían las mismas que, según se sabe, se empleaban ya en las fases precedentes del período natufiano, quizás con más énfasis en la recolección de moluscos de agua dulce. Como no se ha preservado la flora, no existe información acerca del uso de las plantas. Las técnicas observadas indican una continuidad constante de las habilidades previas. Ninguno de estos indicios contradice la hipótesis que sugiere que la vida sedentaria habría continuado en Mallaha durante parte del período Natufiano tardío. Sin embargo, a la altura de las investigaciones actuales, solo es posible probar la presencia de natufianos durante la primavera y en algún momento entre la primavera y el invierno.

El sitio, sin embargo, fue abandonado por los habitantes del Natufiano tardío. Por otra parte es seguro que volvieron a la vieja aldea, donde cavaron sepulturas en un estrato que ha desaparecido.

Los descubrimientos arqueológicos de las últimas dos excavaciones en Mallaha han reforzado la idea que se tenía de la ocupación de este sitio en el Natufiano tardío. El fin de la era natufiana trajo un cambio en el asentamiento de las aldeas, que desde entonces se establecieron preferentemente en los límites de la estepa. Nuestra investigación sugiere la posibilidad de que la tradición arquitectónica que se había desarrollado en la región mediterránea del Levante haya sido transmitida a las primeras culturas neolíticas directamente y no solamente a través de las regiones periféricas que en ese momento eran el Neguev y el Éufrates Medio.

MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014