Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Prehistoria del Hadramaut


por R. Crassard

El Pleistoceno

La presencia de poblaciones pleistocenas en el Hadramaut fue reconocida en el curso de nuestras diferentes campañas al ser descubiertas industrias líticas cuya tipología técnica se asemeja a la de las conocidas en todo el mundo para este período (hechura bifacial achelense, talla Levallois, talla laminar). Los índices de tallas Levallois son extremadamente numerosos en las cimas de las mesetas del Hadramaut.

03 150-2

Por otra parte, la zona del wâdî Wa’sha demostró ser especialmente rica en industrias asociables al Paleolítico medio, desde un punto de vista cuantitativo pero también cualitativo. La diversidad de los modos operatorios empleados indica influencias técnicas variadas que pueden corresponder a períodos distintos.

Paralelamente, la perennidad de los principales sistemas técnicos (entre ellos el método holoceno de talla Wa’sha (Cf. rúbrica: “El método de talla laminar Wa’sha”) fenómeno tecnológico propio de esta región) sugiere fuertes condicionantes socioculturales en grupos humanos que poseen prácticas técnicas de potente enraizamiento en un universo cultural propio.

Sin embargo, subsiste una laguna asociada a estos descubrimientos. Se trata de la flagrante ausencia de dataciones absolutas, o incluso relativas, que persiste a pesar de los descubrimientos cada vez más numerosos, pero siempre en sitios de superficie. Uno de nuestros objetivos prioritarios de investigación es por lo tanto atribuir un marco cronológico fiable a estas industrias líticas, cuyos tipos y tecnologías empleados en su realización, asociados a un deterioro superficial de las rocas utilizadas (pátina), sugieren una pertenencia al Paleolítico pero aún desprovista de una cronología precisa.

El Holoceno antiguo/medio

También las industrias líticas holocenas presentan enorme interés, principalmente en la definición de un Neolítico yemení. Las herramientas talladas de Arabia del Sur a menudo se asemejan mucho en cuanto a su tipología técnica al material neolítico encontrado en el Cercano Oriente (armaduras, hechura a presión, hechura bifacial...) y ciertos investigadores ven en ello el indicio de una influencia directa de esas regiones. Esto es verdadero para ciertos sitios del Golfo Pérsico donde la importación directa y fulgurante de tecnologías fue claramente demostrada.

04 150-2

Pero nuestros recientes datos sugieren una situación más compleja en Yemen, donde quedaron evidenciadas técnicas originales, que atestiguan la presencia en el Yemen de complejos culturales originales en el Holoceno antiguo y medio. Entre estas técnicas propias del Yemen del 7º al 5º milenio, cabe mencionar el acanalamiento y la utilización de armaduras de flecha de sección triédrica (halladas en estratigrafía en los sitios HDOR 410 y HDOR 419). La hechura bifacial de piezas foliáceas en el wâdî Wa’sha también lleva a suponer el empleo de conocimientos técnicos muy elaborados, fenómenos poco corrientes en Arabia, como se ha podido observar por ejemplo en los sitios HDOR 538 y HDOR 561.

Los trabajos efectuados principalmente en el wâdî Wa’sha, y también más al oeste, en la región del sitio sudarábigo de Makaynûn, permitieron descubrir varios sitios holocenos en estratigrafía que suministraron por el momento una quincena de dataciones C14, lo que autoriza a proponer un marco cronológico afinado.

1. El método de talla laminar Wa’sha

El descubrimiento de una talla preferencial por láminas constituye uno de los raros ejemplos actualmente conocidos para documentar la talla laminar predeterminada en la Península arábiga. En Qatar hay sitios conocidos de talla laminar sobre núcleos naviformes pero que dejan entrever una imitación técnica de los grupos humanos del Levante cercano-oriental. Este tipo de talla no se ha encontrado nunca en ninguna región del Yemen. La talla identificada en el Wâdî Wa’sha parece ser particular del Sur de Arabia, sin aportes evidentes del exterior, ya sea del África Oriental, el Levante o de otras regiones de la Península arábiga. Denominamos a este tipo de talla “método Wa’sha”. El método Wa’sha permite la obtención de láminas puntiagudas de manera predeterminada por una talla laminar unipolar.

05 150

Descripción del esquema operatorio del método Wa’sha

06 200-3

Aquí se trata de describir un esquema operatorio “tipo” de la talla Wa’sha poniendo en evidencia las diferentes etapas de este esquema y los comportamientos de los talladores según lo que hemos podido observar sobre las piezas arqueológicas. Pensamos que el esquema expuesto tiene un elevado valor cronológico, en el Holoceno antiguo (hacia 8000/7000 A.C.)

1er estadio:

La elección de la materia prima, estrictamente local, se orienta hacia bloques de sílex naturalmente globular, es decir, más bien nódulos, pero se ha demostrado la utilización de plaquetas gruesas. A partir de un plano de percusión sobre superficie natural no cortical, o después de la apertura de éste por retirada de una lasca transversal, si no hay disponible una superficie natural, se extrae una lámina descantillada cortical, como la loncha de una plaqueta por ejemplo. El método Wa’sha se realiza a partir de un único plano de percusión, poco preparado, exceptuando una abrasión y un suavizado de la zona de impacto. La extracción de las láminas se hace entonces sólo de manera unipolar, de acuerdo con una explotación volumétrica semigiratoria (y no facial) sobre una cara estrecha del núcleo.

2ª fase:

Se extrae una primera lámina lateral, a menudo semicortical, con una búsqueda del sobrepasamiento. Se corta una segunda lámina lateral, del otro lado de la zona central de corte con la misma voluntad de sobrepasamiento. El objetivo de estas láminas de preparación es la creación de nervaduras guías por donde transitará la onda de choque. Estas nervaduras forman un diedro pronunciado en la superficie del núcleo. Así pues, la convergencia de los negativos de las dos láminas precedentes hace que la extremidad del tercer soporte sea puntiaguda.

3ª fase:

La lámina puntiaguda se extrae, y luego es retocada en su parte proximal en ambos bordes por extracciones cortas, semiabruptas a abruptas y directas, a veces bifaciales. Muy probablemente la lámina-soporte pasa a ser entonces la armadura que proponemos denominar “punta de Wa’sha”.

07 150

 


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014