Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Reto científico

El Hombre anatómicamente moderno, Homo sapiens sapiens, aparece en África Austral a principios del Pleistoceno medio. Se ve asociado allí a industrias del período Middle Stone Age que permiten seguir, hasta el período Later Stone Age, la evolución de los comportamientos técnicos y simbólicos de su fabricante. La evaluación de la modernidad de estos comportamientos se basa en los indicios de que podemos disponer para evaluar la aptitud del Hombre a producir herramientas más potentes, a administrar mejor su subsistencia y a expresarse simbólicamente.

En Europa, el relevo del hombre de Neandertal por el hombre moderno coincide grosso modo con el paso del Paleolítico medio al Paleolítico superior. La causa de este profundo cambio cultural es objeto de una controversia entre quienes ven en ello la consecuencia de la discontinuidad antropológica y quienes identifican, en las culturas materiales de los últimos representantes del Homo neanderthalensis, el germen de progresos técnicos apreciables que se desarrollaron entonces independientemente del cambio antropológico. En Europa y Cercano Oriente, la desaparición de los Neandertal hace poco más de 30.000 años no permite someter a prueba la hipótesis de la independencia de los progresos técnicos y culturales respecto del cambio antropológico, contrariamente al África Austral dónde el paso de MSA a LSA se desenvolvió sin mayores discontinuidades antropológicas.

En África Austral, hay elementos mobiliarios de los dos tecnocomplejos del período MSA, las facies Howiesons Poort y Stillbay, que atestiguan de manera indiscutible la modernidad del comportamiento técnico y simbólico de sus autores (Rigaud 2002, Rigaud et al. 2006). Dentro de este contexto, la excavación del refugio de Diepkloof tenía por principal objetivo precisar el marco cronológico y las especificidades de los diferentes conjuntos arqueológicos de lo que progresivamente demostró ser una secuencia arqueológica de excepción antes de pasar a ser de referencia puesto que, encuadrados por niveles más recientes y más antiguos, pueden analizarse allí por primera vez y datarse en continuidad estratigráfica conjuntos representativos de estas facies.

08

MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014