Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Implantaciones del período abasido (siglo IX)

Fuentes textuales árabes

El Golfo era una de las vías importantes para el comercio hacia el Sur de Arabia, al Este de África, India y China, paralelamente a la vía del Mar Rojo, incluso antes del advenimiento del Islam. Durante el primer siglo del Islam, los movimientos comerciales dependen de las rivalidades relacionadas con el control de los territorios marítimos. Cuando se fundó en el 638 la ciudad costera de Basra (la actual Basora) y después la ciudad de Kufa, el extremo norte del Golfo se convierte, no solamente en un importante centro de tránsito, sino también en una base militar que permite la conquista de Persia. En este mismo período, las dos orillas del Golfo están bajo el control de la dinastía Omeya.

El traslado de la función de capital de Damasco a Bagdad, bajo los Abasidas, refuerza en este período el interés por el Golfo y sus países fronterizos (mediados del siglo VIII). Las cartas y la literatura técnica marina aparecen en el mundo islámico a partir del siglo IX, pero nosotros sólo conocemos el nombre de los autores, sus obras se han perdido. Las relaciones de viajeros (comerciantes, marinos o patrones de navío) como La relación de China y de India, escrita en 851, o elsuplemento a la relación de China e India, escrita en el siglo X, sólo se refieren a las expediciones propiamente dichas, y no a la descripción de la navegación alrededor de Arabia. Conocemos las fuentes literarias, como Las mil y una noches con los viajes de Simbad, pero es indispensable volver la vista hacia los geógrafos árabes.

En realidad sabemos muy poco de la península de Qatar por los geógrafos árabes. Las fuentes mencionan una región muy amplia del Golfo bajo la denominación de Bahrein, que agrupa una zona geográfica que abarca los actuales Qatif, ‘Uqair (ciudades de la costa oriental de Arabia Saudí), la misma isla de Bahrein y Qatar. Por consiguiente, resulta difícil considerar la información referente al actual emirato de Qatar. La noción de territorio administrativo con límites geográficos es “móvil”, ya que está vinculada en este período a la población nómada instalada y los territorios tribales que pueden fluctuar según las trayectorias tribales y sus rivalidades.

Durante la conversión de las tribus de Arabia a la religión musulmana (632 DC), el profeta Mahoma recibe a varias delegaciones que representan a Bahrein. Esta región se menciona igualmente en los textos de este período, ya que la comunidad cristiana sasánida, con su líder Al-Mundhir al-Sawa, se convierte al Islam. El gobernador árabe representante de Mahoma, Al-‘Ala’ b. al-Hadrami, es el responsable de la recaudación de los impuestos de una parte de la comunidad, la que no se ha convertido a la nueva religión.

La poesía omeya habla de Qatar, y Yaqut cita como referencia un verso de Djarir que comenta las luchas tribales de principios del período islámico (mediados del siglo VII, principios del VIII).

A comienzos del siglo VIII, dos facciones de la tribu ’Abd al-Qays, los Djahima b. Awf y los Muharib, que poseen el puerto de Uqayr, ocupan esta región. Se reparten la provincia de Bahrein con una facción rival de la tribu de los Tamin, los Sa’ad. Es un período de asentamiento durante el cual se fundan las ciudades de Qatif y al-Hasa. Tras la revolución de los Qarmates (899-1076), una nueva dinastía de los ’Abd al-Qays, los ’Uyunides, reina en este territorio provincial hasta 1245.

El libro de las rutas y los reinos de Ibn Khurdadhbih es la primera fuente árabe en prosa que menciona Qatar, indicando brevemente que constituye una de las etapas de la ruta que une Basora con la provincia de Omán (mediados del siglo IX). El puerto de la provincia de Bahrein se considera el “puerto” que comunica Omán, India y China.

Durante la recaudación de los impuestos de esta región, los límites de Bahrein, Rumaila, Al-Khatt se consideran distritos, no existe información sobre los límites geográficos en estos datos fiscales. En el mismo período, al-Hamdani cita la península en una relación de localidades de Arabia, como una etapa sobre la ruta que bordea la costa de la península arábiga. De entre los geógrafos árabes, únicamente al-Hamdani señala que“existe un mar nombrado Qatar, en el distrito de Bahrein”.

En cuanto a Ibn Hawkal (finales del siglo X), hace una breve alusión a los piratas de la provincia de Bahrein. Finalmente, su contemporáneo al-Mas’udi, indica que las aguas que rodean la península contienen perlas.


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014