• Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Egipto - Desde Koptos hasta Myos Hormos

Introducción

Entre 1994 y 1997 un equipo arqueológico francés financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia y el Instituto Francés de Arqueología Oriental (IFAO) en El Cairo ha estudiado los fortines romanos (praesidia en latín, destacamentos policiales) a lo largo del camino que va desde Qift (o Kift, antigua Coptos) en el Nilo, a Qusayr (o Kosseir) sobre el Mar Rojo. Se han estudiado especialmente dos fortines, Al-Zarqa (la antigua Maximianon) y Al-Muway (la antigua Krokodilo), ambos con vertederos bien conservados en los que se han hallado textos en griego escritos en ostracas.

En este camino también hay canteras de grauvacas del Wadi Hamamat y minas de oro en el Wadi Umm Fawajir, ambas eran explotadas ya en los tiempos faraónicos. Las canteras fueron reactivadas durante el dominio romano de Egipto, desde el año 30 aC y, al mismo tiempo, la ruta cobró importancia comercial por el transporte de productos importados de India, del sur de Arabia y de África que llegaban a Myos Hormos. Se construían praesidia y se cavaban pozos para facilitar los viajes.

Desde el fin de las guerras entre Egipto e Israel en la década de 1960, ha habido nuevas posibilidades de llevar a cabo trabajos arqueológicos en el desierto oriental y varios grupos están activos en esta área: además del proyecto mencionado, arqueólogos británicos, estadounidenses, holandeses y franceses están efectuando excavaciones o realizando relevamientos en Mons Porphyrites, Mons Claudianus, Abu Sha’ar, Berenice y en la ruta de Coptos a Berenice.

Uno de los resultados más importantes del presente proyecto ha sido la obtención de pruebas irrefutables de que la antigua Myos Hormos estaba situada en Qusayr al-Qadim, pero varios otros puestos en esa ruta han revelado sus nombres antiguos.

Se cree que el praesidium de Al-Zerqa (Maximianon) obtuvo su antiguo nombre de su fundador. Al-Muwayh (Krokodilo), por otra parte, muy probablemente se llamó así por la roca alta detrás del campamento, cuya silueta recuerda la de un cocodrilo cuando se la observa desde cierto ángulo. Este puesto fue construido probablemente en los primeros años del siglo II de nuestra era y no parece haber estado ocupado durante mucho tiempo. El nombre antiguo de Wadi Hammamat y Umm Fawajir (ambos llamados Persou en la antigüedad) ya se conocía, pero ahora se comprende mejor.

El dios Min, identificado por los griegos y romanos como Pan, era la deidad tutelar de todas las actividades realizadas en el desierto, y se hallan las denominadas proskynemata, es decir, inscripciones que son testimonio de un acto de adoración a Pan. Pero en el siglo II dC, el período de nuestras ostraca, Min estaba siendo reemplazado por las deidades tutelares de los puestos romanos, las Tychai (plural de Tyche o Fortuna), Atenea en Persou (Bir Fawajir), Sarapis en Maximianon o Isis.

Las ostracas halladas, especialmente las de Krokodilo, mencionan ataques de bárbaros, presumiblemente nómades del desierto pero, en general, la vida en el desierto parece haber sido pacífica. Muchos de estos textos tratan del cultivo y la venta de verduras, un complemento necesario a la monotonía de las raciones. También hay evidencias de cierto tráfico de prostitutas. La presencia de mujeres se conoce gracias a la inscripción conocida como “Tarifa de Coptos”.

El análisis de los huesos hallados entre los desechos indica que la carne más comúnmente consumida era cerdo en conserva. Las conservas de carne de cordero y de cabra eran menos comunes. A veces se faenaba algún burro o camello pero se supone que estos animales eran consumidos únicamente después de haber cumplido su tiempo como animales de tiro.

MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014