Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Transporte aéreo: promover los intereses del pabellón francés a nivel internacional

El transporte aéreo internacional está regido por el sistema de acuerdos aéreos bilaterales implementados al término de la Segunda Guerra Mundial y por la Convención de Chicago (7 de diciembre de 1944): cada Estado es soberano del espacio aéreo que se encuentra por encima de su territorio, pero otorga a un país diferentes facilidades de explotación (llamadas "libertades del aire") para hacer posible el tráfico aéreo internacional. Las libertades del aire y los derechos comerciales que se derivan de éstas en beneficio de las aerolíneas ("derechos de tráfico") se negocian regularmente en ocasión de consultas aeronáuticas bilaterales.

A partir de la "Deregulation Act" de Estados Unidos de 1978 y la implementación del mercado aéreo comunitario en los años 90, los partidarios del nuevo sistema de liberalización progresiva (incluso total) de los derechos de tráfico comerciales, van ganando terreno con regularidad.

Las autoridades francesas deben, pues, durante las consultas aeronáuticas, promover lo mejor posible los intereses del Estado y de las compañías aéreas nacionales en un entorno aún muy reglamentado pero en vías de liberalización en ciertas regiones del mundo.

Durante las consultas aeronáuticas bilaterales, las autoridades francesas (el MAEE y la Dirección General de Aviación Civil - DGAC) buscan celebrar nuevos acuerdos aéreos llamados "modernos" que incluyan, en particular:
una cláusula de seguridad;
una cláusula de protección;
una cláusula arancelaria conforme al derecho europeo de la competencia;
una cláusula de códigos compartidos;

además, a partir de las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo de 5 de noviembre de 2002:
una cláusula de designación y revocación de aerolíneas que permita a Francia designar cualquier compañía aérea comunitaria establecida en su territorio.

Desde 2005, se han renegociado o celebrado nuevos acuerdos con países como Madagascar, Argelia, Líbano, Mongolia, Siria, Bahréin, Corea del Sur o República Democrática del Congo. Francia es signataria de más de un centenar de acuerdos aéreos con terceros países desde 1944.

Por otra parte, los Estados miembros de la Unión Europea han dado a la comisión mandatos de negociación para acuerdos aéreos "horizontales" (cumplimiento de todos los acuerdos de los Estados miembros con la legislación comunitaria con un tercer Estado) y acuerdos aéreos "globales" que permitan una convergencia reglamentaria y una liberalización de los derechos de tráfico (se celebraron diversos acuerdos: Marruecos, Estados Unidos, Canadá).

Por último, Francia está actuando por la gobernanza del transporte aéreo en la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Esta institución especializada de Naciones Unidas está encargada de velar por la evolución segura, eficiente y ordenada de la aviación civil internacional. Creada en 1944, la OACI tiene su sede en Montreal y cuenta actualmente con 197 Estados signatarios. Sus principales sectores de actividad son la protección, la seguridad y el medio ambiente, para los que se definen las normas internacionales que se deben aplicar. La próxima asamblea general de la OACI se celebrará en 2013.


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014