Transparencia financiera

La transparencia financiera es un vector de seguridad económica, refuerza el Estado de derecho y la democracia. La crisis económica mundial ha sacado a la luz la amplitud de las derivas financieras que minan a largo plazo la estabilidad económica de los Estados. Las declaraciones expresadas en la cumbre de jefes de Estado del G20 y, recientemente, del G8, insisten en la necesidad urgente de promover una mayor transparencia a escala internacional mediante actuaciones globales y concertadas. La promoción de la transparencia financiera resulta ser la respuesta idónea para combatir la opacidad financiera y la inestabilidad económica.

Teniendo esto en cuenta, el presidente francés del G20 (noviembre de 2010 a noviembre de noviembre 2011) puso la transparencia financiera en el centro de sus prioridades, con la voluntad de promover todas sus dimensiones, prudencial (no se trata aquí), fiscal y financiera, la lucha contra la corrupción constituyendo para ello un eje transversal.

Lucha contra la corrupción

La corrupción es una plaga que afecta a todos los países, ya sean desarrollados o no. Es un freno al desarrollo y las poblaciones más pobres son las primeras afectadas por las consecuencias. Según un estudio del Banco Mundial, el importe de los sobornos pagados cada año sería un billón de dólares, lo que representa alrededor del 9% del comercio mundial.

En el aspecto económico, la corrupción falsea la competencia porque todas las empresas no aplican las mismas reglas. El refuerzo de la reglamentación internacional y la generalización de las sanciones incitan hoy a las empresas a instaurar procedimientos de alerta y conformidad. Estas acciones no sólo no perjudican la competitividad de dichas empresas sino que les permiten posicionarse, por el contrario, en mercados más innovadores y con perspectivas.

Francia ha convertido la lucha contra la corrupción en una prioridad. Promete a tal efecto consolidar la reglamentación internacional en las instancias internacionales (Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción, Convención de la OCDE contra la corrupción de los agentes públicos extranjeros en las transacciones internacionales, instituciones europeas, Consejo de Europa…). Un grupo de trabajo del G20 contribuye también a mantener una dinámica política en este tema.

Blanqueo de capitales

Creado en 1989 en el marco del G7, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) es la instancia encargada de divulgar y hacer respetar las normas internacionales de lucha contra el blanqueo de capitales. Para ello, ha elaborado una serie de 40 recomendaciones destinadas a los Estados, profesiones financieras y no financieras, que constituyen un estándar común de gobernanza financiera que entra en el campo de la legislación blanda pero que tiene fuerza por el reconocimiento internacional que ha adquirido desde 1989. Se revisa con regularidad para tomar en cuenta las nuevas tendencias y la experiencia. Su última actualización se aprobó en febrero de 2012. En noviembre de 2001, el mandato del GAFI se extendió a la lucha contra la financiación del terrorismo.

Las recomendaciones del GAFI integran principalmente:

  • la instauración de vigilancias adaptadas (conocimiento del cliente y vigilancia de las transacciones),
  • las declaraciones de sospecha a la célula de inteligencia financiera (TRACFIN en Francia), que debe analizar y transmitir sus resultados a la justicia cuando sea necesario,
  • la persecución y condena de los actores de la lucha contra el blanqueo de capitales.

El GAFI cuenta 36 miembros (los grandes países de la OCDE, los miembros del G20 menos Indonesia y dos organismos internacionales regionales: la Comisión Europea y el Consejo de Cooperación del Golfo). Los demás países del mundo están cubiertos por nueve organismos regionales de tipo GAFI, que aplican los mismos estándares.

Desde la cumbre del G20 de Londres, en 2009, se ha consolidado en el GAFI el procedimiento de identificación de las jurisdicciones de riesgo. Desde 2010, en cada reunión plenaria se actualizan dos listas:

  • Una declaración pública (denominada también «lista negra»), que agrupa los países que no se han comprometido en un plan de acción con el GAFI o que no han realizado suficientes progresos respecto a dicho plan de acción.
  • Una lista denominada «mejora de la conformidad: proceso en curso» (denominada también «lista gris»). Comprende los países que tienen deficiencias en sus dispositivos de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, y han aceptado comprometerse en un plan de acción del GAFI para subsanarlas.

Más información:

Lucha contra los paraísos fiscales

La lucha contra los paraísos fiscales se ha ido imponiendo como una prioridad de la agenda diplomática internacional dado que la erosión de las bases fiscales es aún más perjudicial en tiempo de crisis y de fuertes restricciones presupuestarias. También es un reto mayor en cuestión de desarrollo puesto que los PED son las primeras víctimas de las estrategias de evasión u optimización fiscal de las empresas multinacionales, en particular a través de la manipulación de los precios de transferencia dentro del grupo.

Recordemos que el término evasión fiscal se refiere al conjunto de comportamientos del contribuyente tendentes a reducir el importe de las retenciones que debe pagar. Si recurre a métodos legales, la evasión entra en la categoría de optimización. Por el contrario, si se apoya en técnicas ilegales o si disimula el auténtico alcance de sus operaciones, la evasión se asemejará al fraude.

Impulsado por Francia y el G20, el Foro mundial sobre transparencia e intercambio de información fiscal se ha convertido en la instancia de referencia en materia de normas y estándares internacionales de la lucha contra los paraísos fiscales. Este foro, que cuenta hoy con 117 miembros, va efectivamente más allá de la mera firma de acuerdos bilaterales de intercambio de información puesto que valora la efectividad mediante un sólido mecanismo de evaluación por los pares.

Más información (en francés):

Fecha de publicación: 01.03.13

MAPA DEL SITIO