Fondos de ayuda al Sector Privado - Reserva Países Emergentes (FASEP - RPE)

Contexto

Las empresas francesas cuentan con un saber hacer reconocido en el ámbito del diseño, la construcción y la operación de infraestructuras públicas críticas para el desarrollo de un país: agua y saneamiento, transportes colectivos, energía, agronomía, etc.

La Política de Ayuda a Proyectos implementada por Francia

La Reserva Países Emergentes (RPE), derivada de los antiguos protocolos financieros, y el Fondo de Estudios y de Ayuda al Sector Privado (FASEP) están destinados a hacer beneficiar a los países en desarrollo, y en particular los países emergentes, del saber hacer de los industriales e ingenieros franceses (grandes grupos y PYMES).

Estos dos instrumentos, implementados por la Dirección General del Tesoro, se contabilizan como ayuda oficial al desarrollo de Francia. Por tanto, son conformes a las orientaciones definidas para la ayuda francesa (haciendo hincapié en el desarrollo sostenible).

Puesto que el principio de apropiación de los proyectos es esencial para su correcta implementación, la RPE y el FASEP se movilizaron para responder a las necesidades consideradas prioritarias por los países beneficiarios en su estrategia nacional de desarrollo. Estas herramientas sólo se movilizan previa solicitud de los países beneficiarios.

La RPE está destinada a brindar apoyo a unos veinte países emergentes, en forma de préstamos, para realizar sus proyectos de desarrollo. La ayuda financiera de Francia se concede en base a un examen detallado de cada proyecto (que incluye una evaluación preliminar realizada por un experto independiente).
Desde el 2000, la RPE ha apoyado 70 proyectos por un valor total de 3.200 M€.

El FASEP interviene, en forma de donaciones, en una zona geográfica más amplia (unos sesenta países pueden acceder a ella), con el fin de ayudar a las entidades contratantes locales a realizar estudios para preparar sus proyectos de infraestructuras o sus políticas de inversión. Desde el 2000, se han donado 260 M€ para apoyar 400 intervenciones de más de 150 empresas francesas, en 55 países.

Ejemplo de FASEP en Indonesia

Vigilancia por satélite de las actividades pesqueras

Indonesia posee una de las mayores zonas y flotas pesqueras del mundo. La pesca es por tanto un sector económico clave.

El objetivo del proyecto era ofrecer a las autoridades indonesias las herramientas técnicas que les permitieran responder al doble imperativo de vigilancia de las actividades pesqueras, para optimizar la explotación de los recursos haliéuticos, y de respeto de las recomendaciones internacionales en materia de seguimiento de los buques pesqueros, en particular para luchar contra la pesca ilegal.

Gracias a la financiación RPE (de un valor de 9,4 M€), Indonesia se benefició de un sistema “llave en mano” de vigilancia utilizando balizas Argos y softwares de tratamientos de datos desarrollados por CLS (Collecte Localisation Satellites). 1.500 buques se equiparon con balizas, se creó un centro de seguimiento de las pescas y se equiparon patrulleros para la interceptación. El resto de la flota indonesia se está equipando progresivamente.

MAPA DEL SITIO