Gobernanza internacional de Internet

Francia sostiene el modelo plurilateral

La gobernanza de Internet se apoya en un modelo plurilateral «de abajo arriba» (bottom up). Este modelo comprende los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil. Construida sobre un proceso empírico, la gobernanza de Internet se organiza de modo descentralizado entre distintas instituciones.

Los agentes internacionales de la gobernanza

Uno de los principales logros de las cumbres mundiales sobre la sociedad de la información (CMSI, Ginebra en 2003, Túnez en 2005), el Foro para la Gobernanza de Internet (FGI), es un laboratorio de los retos vinculados a la infraestructura de Internet y los usos de la red. Reúne una vez al año a todos los agentes de la gobernanza de Internet. Francia participó a nivel ministerial en las reuniones de Sharm El Sheikh (2009) y Vilna (2010).

La agenda de Túnez encomendó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la coordinación de los aspectos éticos, jurídicos y socioculturales de la sociedad de la información.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) se encarga de coordinar la puesta en aplicación de las grandes orientaciones para el desarrollo de las infraestructuras y la consolidación de la ciberseguridad. También tiene un papel central en la normalización técnica y la gestión de las frecuencias de radio, en particular a través de las Conferencias Mundiales de Radiocomunicaciones (CMR), que se celebran cada tres o cuatro años.

A escala europea, la Comisión Europea coordina el High Level Group on Internet Governance (HLIG), cuya finalidad es coordinar las posiciones de los Estados miembros. Por su parte, el Consejo de Europa trabaja en los principios de gobernanza de Internet, completando así sus actividades anteriores (por ejemplo, el Convenio sobre la Ciberdelincuencia).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) está implicada desde hace varios años en el tratamiento de las cuestiones de políticas públicas relativas a la gobernanza de Internet. En junio de 2011, adoptó una declaración sobre el tema «La economía de Internet: un motor de innovación y crecimiento». Su Comité PIIC (Comité de política de información, informática y comunicaciones) ha elaborado los estudios y las recomendaciones necesarios para el desarrollo de la economía de la información.

En cuanto a las instituciones técnicas, Internet Engineering Task Force (IETF) y World Wide Web Consortium (W3C) elaboran normas para el correcto funcionamiento de Internet. Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) es otro instrumento importante para la regulación técnica de Internet. ICANN, asociación de derecho californiano, administra el sistema de denominación y direccionamiento de los nombres de dominio de primer nivel (por ejemplo: «.fr», «.us», «.com», «.net»), y acredita las oficinas de registro para dichos nombre de dominio.

Acción de Francia en pro de la gobernanza internacional

Francia participa activamente en todas estas instituciones. Interviene para consolidar el aspecto multilateral de la gobernanza de Internet, promocionar la acción legítima de los gobiernos en el modelo plurilateral y fomentar el diálogo entre dichas instituciones.

Francia aboga por una mayor internacionalización de ICANN y de la gestión de los recursos de Internet, así como por una intensificación del papel de los gobiernos en la gobernanza de Internet. Francia ha sostenido, en particular, la puesta en aplicación de los nombres de dominio internacionalizados (nombres de dominio con caracteres no latinos) y participa activamente en la apertura de nuevas extensiones genéricas («.paris», «.sport», etc.).

Francia moviliza a sus socios en torno a los grandes retos digitales

La presidencia francesa del G8 añadió Internet en la agenda de la cumbre de Deauville de mayo de 2011. La declaración final de la cumbre aboga por el desarrollo de un Internet abierto, que respete los mismos derechos y valores que los del mundo real, al servicio del crecimiento, la innovación y la democracia. También llama a consolidar la confianza en la red actuando para lograr más seguridad en el espacio Internet, y seguir reduciendo la fractura digital.

Hasta ahora, la intervención de los gobiernos en el sistema de la gobernanza de Internet era relativamente reducida. Sin embargo, el puesto de los gobiernos es legítimo. Los usuarios de Internet pueden exigir que su Gobierno vele por que todas las disposiciones de gobernanza, actuales y futuras, tomen en cuenta el interés público y no sean únicamente la expresión de intereses mercantiles o regionales.

Sin dejar de reconocer el papel central del sector privado, que garantiza el funcionamiento diario de la red, nuestro país defiende un enfoque equilibrado en el que un marco de política de interés general claro y seguro debe contribuir a crear un entorno previsible y favorable a la confianza y las inversiones. Para ello, los gobiernos deben poder controlar la aplicación de tal marco y, por ende, los organismos privados que se ocupan de la administración de Internet deben poder rendir cuentas sobre dicha gestión.

Más información:

Actualización : noviembre de 2013

MAPA DEL SITIO