Sistema digital y retos internacionales

Internet es una fuerte herramienta de reivindicación de libertades fundamentales y aspiración al cambio político. También interviene en el acceso al conocimiento y la cultura. Por último, Internet es un acelerador de crecimiento: se calcula que en 2030 representará el 20% del PIB mundial, y un estudio prevé la creación de 450.000 empleos en los sectores de las TIC, en Francia, de aquí a 2015.

Estas tecnologías también conllevan riesgos y peligros, tanto para Estados y empresas como para los ciudadanos: los sistemas de información gubernamentales e industriales no están a salvo de ciberataques. La red también puede vehicular contenidos o comportamientos ilícitos (violación de privacidad, fraudes económicos, incitación al odio racial, pornografía infantil, etc.).

Al inscribir Internet por primera vez en la agenda de una cumbre del G8 (Deauville, mayo de 2011), Francia logró convencer a sus socios de que la cooperación entre los Estados es indispensable para desarrollar con armonía un Internet sereno, al servicio de los derechos humanos, la democracia y el crecimiento económico.

El Ministerio de Asuntos Exteriores se compromete a diario en un diálogo europeo e internacional para promocionar un espacio digital seguro, respetuoso para con los derechos fundamentales, al servicio del desarrollo y gobernado con todos los agentes de Internet a partir de principios democráticos y transparentes.

Actualización : noviembre de 2013

MAPA DEL SITIO