Desarme – Destrucción concluida por Francia de sus existencias de armas de racimo – Declaración conjunta de los ministerios de Asuntos exteriores y desarrollo internacional y Defensa (30 de junio de 2016)

Con motivo de la reunión del 30 de junio de 2016 de la comisión nacional para la eliminación de minas antipersona (CNEMA), el ministerio de defensa confirmó el fin de las operaciones de destrucción de la existencia de armas de fragmentación que Francia poseía, de conformidad con la convención de Oslo de 2008 que prohíbe el uso, la producción, el almacenamiento así como la transferencia de armas de fragmentación.

La destrucción de esas existencias, compuestos por cohetes LRM (lanzacohetes múltiple) y obuses OGRE, termina dos años antes del plazo previsto por la Convención de Oslo.

Francia ratificó esta convención en 2009 contribuyendo con ello a que entrara en vigor en 2010. Francia ya no usa armas de fragmentación desde 1991 y dejó de fabricarlas desde 2002.

Francia condena firmemente el uso de armas de fragmentación que puedan tener consecuencias particularmente graves para la población civil tanto durante como después de los conflictos.

Francia lanza un llamado a todos los Estados que aún no hayan ratificado la convención de Oslo a que se sume a ésta y a poner en marcha plenamente sus distintas disposiciones.

MAPA DEL SITIO