Consejo de los Derechos Humanos de Naciones Unidas – Balance de la vigésimo segunda sesión (25 de marzo de 2013)

El Consejo de los Derechos Humanos de Naciones Unidas clausuró su vigésimo segunda sesión el 22 de marzo en Ginebra, después de cuatro semanas de trabajos. En él se sostuvieron debates sobre la situación en varios países y adoptaron muchas resoluciones.

Francia saluda en particular la adopción de una resolución que condena las violaciones graves y sistemáticas a los derechos humanos en Siria y renuevan por un año el mandato de la comisión investigadora internacional. Adoptado por una muy amplia mayoría, este texto confirma el aislamiento del régimen sirio y pone énfasis en la movilización de la comunidad internacional para luchar contra la impunidad de los autores de los crímenes de guerra y de los crímenes contra la humanidad. A este respecto, Francia, junto con otros muchos países, apoya todas las iniciativas encaminadas a que la Corte Penal Internacional trate este asunto, que presente las garantías de justicia y equidad necesarias.

Saludamos también la adopción por consenso de la resolución sobre las violaciones de los Derechos Humanos en Corea del norte, que instituye por un año una comisión investigadora internacional.

Por otra parte, una resolución permite renovar el mandato del relator especial sobre los derechos humanos en Irán en estos momentos en que, en vísperas de las elecciones, la libertad de expresión está cada vez más controlada, y las voces disidentes reprimidas.

Francia se congratula de la adopción de una nueva resolución sobre Malí, por iniciativa de ese país. Esta resolución, que condena todas las violaciones en República de Malí, crea un mandato de un experto independiente que tendrá como misión evaluar la situación de los Derechos Humanos y proporcionar una asistencia a las autoridades de Malí orientadas al fortalecimiento del respeto de los Derechos Humanos.

Por último, saludamos la adopción de la iniciativa sobre la pena de muerte presentada por Francia, Benín, Costa Rica, Moldavia y Mongolia. Gracias a una decisión adoptada el 21 de marzo por una amplia mayoría, se realizará un debate abierto en marzo de 2014 en Ginebra, el cual permitirá a los países intercambiar puntos de vista sobre los retos a superar hacia la abolición universal de la pena de muerte. Con esta iniciativa, Francia muestra que el debate sobre la pena de muerte tiene su lugar en el Consejo de los Derechos Humanos: el uso de este castigo no es un instrumento del derecho penal, sino una violación a los Derechos Humanos. Esta iniciativa, se inscribe en el marco de la campaña que lanzó el señor Laurent Fabius a favor de la abolición universal de la pena de muerte.

MAPA DEL SITIO