La iniciativa UNITAID

UNITAID se lanzó en septiembre de 2006 a través de una iniciativa de Francia y Brasil. Tiene sede en la OMS y financia programas cuyo objetivo es facilitar el acceso a los productos sanitarios (tratamientos, pruebas de diagnóstico y herramientas de prevención) contra las tres grandes pandemias: el VIH/Sida, la tuberculosis y el paludismo o malaria. UNITAID intenta corregir las imperfecciones del mercado (elevados precios, oferta deficiente, situaciones de monopolio, etc.) para mejorar la salud pública.

En la práctica, las acciones de UNITAID apuntan a hacer bajar los precios, agilizar el desarrollo de medicamentos más adaptados y mejorar la calidad y disponibilidad de los productos sanitarios. Sus programas han contribuido al desarrollo de medicamentos adaptados para los niños infectados por el VIH, a la reducción de precios de medicamentos antirretrovíricos de segunda línea y de los tratamientos contra la tuberculosis multirresistente así como a la generalización de los tratamientos antipalúdicos más adaptados.

UNITAID beneficia mayormente al continente africano, puesto que por lo menos un 85% de sus adquisiciones de productos sanitarios se dirigen hacia los países de bajos ingresos.

UNITAID está financiada principalmente mediante contribuciones de solidaridad sobre los pasajes aéreos

Por último, UNITAID ha creado el mecanismo particularmente innovador de la mancomunidad de patentes para los medicamentos (Medicines Patent Pool). Debe facilitar la llegada rápida de los medicamentos antirretrovíricos más recientes en formato genérico a las poblaciones de los países en vías de desarrollo, gracias al otorgamiento voluntario por parte de los laboratorios de licencias sobre sus patentes.

UNITAID está financiada principalmente por contribuciones de solidaridad sobre los pasajes aéreos, no obstante, ciertos países han decidido asignarle contribuciones presupuestarias.

El Consejo Administrativo de UNITAID se compone de 5 países fundadores (Chile, Brasil, Francia, Noruega y Reino Unido), España, Corea del Sur, la Unión Africana, la Fundación Gates, así como un representante de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), un representante de las comunidades que viven con las enfermedades y un representante de la Organización Mundial de la Salud (sin voto).

Compromiso francés con UNITAID

Francia, que es uno de los países fundadores, ha asumido un gran compromiso con UNITAID. Es así que, durante los 6 primeros años de su existencia (2006-2012) las contribuciones francesas provenientes de la recaudación de impuestos sobre los pasajes representó más del 60 % de los recursos de la organización.

Desde 2011, Francia ha aportado la mitad de los recursos de UNITAID (110 millones de euros al año).

Desde de 2011, Francia ha aportado la mitad de los recursos de UNITAID (110 millones de euros al año).

UNITAID es por lo tanto un elemento importante del dispositivo francés de ayuda pública al desarrollo en materia de salud, cuya prioridad se ha centrado en la lucha contra las 3 grandes pandemias. El compromiso francés en esta organización viene a complementar las financiaciones aportadas al Fondo Mundial de Lucha contra el VIH/Sida, la Tuberculosis y la Malaria y a las campañas ante organismos internacionales como el Programa Conjunto de las Naciones Unidas por la lucha contra el VIH/Sida (ONUSIDA), Hacer retroceder el paludismo (RBM) y Stop TB.

15.03.13

MAPA DEL SITIO