Francia y la política europea de desarrollo

La Unión Europea (UE) es el principal proveedor de ayuda al desarrollo en el mundo, con cerca del 60% del total de la ayuda si reagrupamos la de los Estados miembros y la de las instituciones de la Unión. En 2012, los 27 países de la UE aportaron conjuntamente un poco más de 50.500 millones de euros a la ayuda al desarrollo.
La cantidad, la calidad y el esfuerzo de coherencia de la política de cooperación de la UE con los países en desarrollo son el resultado de un largo proceso y le permiten distinguirse de los otros donantes mundiales.

Desde la firma del Tratado de Lisboa en 2007, la cooperación al desarrollo incumbe conjuntamente a la Unión Europea y a los Estados miembros. El Parlamento Europeo y el Consejo toman las decisiones sobre su implementación, en conformidad con el procedimiento legislativo de codecisión.

Francia es el segundo contribuyente al Fondo Europeo de Desarrollo (FED). A través de su contribución al presupuesto comunitario, Francia participa en la financiación de los otros instrumentos europeos a favor del desarrollo, entre los cuales cabe destacar el Instrumento de Cooperación al Desarrollo, el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH), el Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (IEVA), etc.

Por otra parte, Francia busca un efecto de palanca con la Unión Europea. En el marco del “Programa para el Cambio”, promueve la convergencia entre sus prioridades geográficas y sectoriales y las orientaciones de la política europea de desarrollo.
Francia apoya la programación conjunta entre la Unión Europea y los Estados miembros y contribuirá a los esfuerzos suplementarios que será necesario realizar para sincronizar los ciclos de los diferentes proveedores de fondos con los de los países socios.

De este modo, Francia implementa una política de influencia y de cooperación, con el fin de garantizar una complementariedad real entre su acción bilateral y su acción europea. Francia interviene en calidad de financiador y de socio en la implementación de proyectos conjuntos. Su objetivo es influir en la definición de las prioridades y estrategias de las organizaciones involucradas, incrementar la visibilidad y el impacto de nuestra ayuda bilateral, e intervenir en sectores o en países difícilmente accesibles en el marco de una acción aislada.

Actualización : 26.12.13

MAPA DEL SITIO