Ayuda francesa para el desarrollo 2015 (13 de abril de 2016)

Por otra parte, el portavoz hizo un recordatorio de la declaración conjunta del día de ayer del ministro de asuntos exteriores y desarrollo internacional, del ministro de finanzas y cuentas públicas, y del secretario de Estado para el desarrollo y la francofonía.

El Comité de ayuda para el desarrollo de la OCDE acaba de publicar las cifras preliminares de la ayuda pública para el desarrollo (APD) del año 2015.

La APD de Francia se eleva a 8,3 mil millones de euros, esto es 0.37% del ingreso nacional bruto (INB), después de los 8 mil millones de euros correspondientes a 2014.

Francia es uno de los principales proveedores mundiales de estos fondos. Según las estimaciones preliminares que se notificaron a la OCDE, Francia es el quinto proveedor mundial de ayuda para el desarrollo en volumen, después de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Japón.

La movilización de Francia a favor de los países más pobres va en aumento. De esta forma, la parte de los países menos avanzados (PMA) en la ayuda bilateral de Francia se ubica en cerca de 22%, lo cual representa un aumento de 3 puntos con respecto a 2014.

Después de haber participado en las grandes reuniones internacionales del año 2015 sobre el desarrollo sustentable (Conferencia de Addis-Abeba, Agenda 2030 y Acuerdo de París sobre el clima), Francia pone en marcha con determinación sus compromisos y aumenta su movilización en la lucha contra la pobreza. Entre 2013 y 2015, la AFD contribuyó a escolarizar a 2.6 millones de niños a nivel primaria y secundaria, a que 3.8 millones de personas tuvieran acceso a una fuente permanente de agua potable, así como a apoyar el desarrollo de 150 000 pequeñas empresas.

Con la puesta en marcha de los compromisos a los que suscribió el Presidente de la República en 2015 durante la Asamblea general de Naciones unidas, Francia aumentará en 4 mil millones de euros sus financiamientos públicos en forma de préstamos de la AFD a favor del desarrollo sustentable de aquí a 2020, de los cuales, la mitad estará destinada a la lucha contra el cambio climático. Paralelamente, Francia aumentará los donativos en un orden de 400 millones de euros de aquí a 2020.

Esta trayectoria financiera en la perspectiva del año 2020 deberá contribuir a reubicar a Francia en la vía del objetivo del 0.7 % del PIB de aquí a 2030.

MAPA DEL SITIO